AEGC
Trabajamos por el socio y sus derechos
En portada

Sobre veto a la ILP equiparación salarial

Lejos de lo que pueda pensarse para AEGC no deja de ser un varapalo el hecho de que el gobierno haya vetado la ILP presentada por JUSAPOL. No tenemos más que echar la vista atrás, y si nos quitamos la venda de los ojos, nos daremos cuenta de que AEGC fue un firme baluarte, dando apoyo en medios materiales y humanos en la recogida de las 550000 firmas, que hicieron posible su presentación.

En el devenir de las diversas reuniones sindicatos y  asociaciones fuimos conscientes de que, por la debilidad de un gobierno en minoría, la situación económica que ya se percibía iba a ir a menos, la reclamación de otros colectivos de ámbito estatal que se encuentran en situación parecida a la nuestra y jubilados manifestándose, reclamando una subida justa de sus retribuciones, era imposible tensar más una cuerda, que cada vez parecía más fina.

A pesar de todas estas circunstancias, se firmo un gran acuerdo en el que conseguimos 807 millones de euros para personal en activo, 300 millones para el personal en reserva con destino y para aquellos que no teniendo destino quisieran  incorporarse a una segunda actividad, una auditoria para determinar si las cantidades ofertadas coincidían con la realidad y el compromiso de la aprobación de una norma que impidiese se abrieran nuevas brechas salariales entre Cuerpos de Seguridad del Estado y las Policías Autonómicas. Acuerdo muy similar a lo que se estipulaba en la ILP presentada en el Congreso de los Diputados.

Previamente a la firma de este acuerdo, la buena sintonía y espíritu de colaboración entre JUSAPOL, asociaciones y sindicatos se truncó básicamente porque los jubilados y personal en reserva que no se reincorporasen quedaban fuera del acuerdo.

No pudimos explicar con la suficiente claridad la realidad de la situación que observamos en las reuniones mantenidas con el ejecutivo y las virtudes del acuerdo. Era difícil por el gran estado de crispación que se había generado, pero JUSAPOL también ha de reconocer que cerraron ojos y oídos, quizá la inexperiencia en este tipo de negociaciones le impidieron ver, en ese momento, que se habían conseguido 1107 millones de los 1500 que se solicitaban y que por desgracia era imposible que los jubilados tuvieran cabida en el acuerdo. Hoy, a tenor de lo oído y visto en diversos audios difundidos en redes sociales por los dirigentes de JUPOL y de JUCIL, ellos también han tomado conciencia de que los jubilados no tenían cabida.

Muy a nuestro pesar, el tiempo nos ha dado la razón y el gobierno a penas duró un par de meses después de la firma del acuerdo. De no haber firmado, hubiéramos tenido que seguir negociando, después de prorrogados los presupuestos, con el mismo gobierno que ahora veta la ILP. Sin duda nos hubiésemos quedado sin nada.

Desde nuestro punto de vista, ahora tenemos una ILP vetada por el gobierno y un acuerdo firmado y publicado en un boletín oficial. Es hora de estar más unidos que nunca y luchar porque el ejecutivo reconozca que el resultado de la auditoría difiere en unos 300 millones con la realidad, y una vez consolidado el tercer tramo, iniciar nuevas tomas de contacto para que se realice esa aportación. Como ya dijimos en su día, si no se respetaba el acuerdo, sería más fácil reclamar 393 millones que 1500.

Así mismo debemos seguir requiriendo del gobierno la aprobación de la modificación de la Ley de Personal de la Guardia Civil, para que todos los miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado puedan integrarse en el grupo “B” y de esa forma poder aumentar las retribuciones del personal en reserva sin destino.

Desde AEGC tendemos la mano a todo el que quiera sumarse a las reclamaciones que hemos referido. Entendemos que ha llegado el momento de dejar las descalificaciones, reconocer la labor desarrollada por todos y unir esfuerzos para la consolidación de los derechos que ya tenemos y conseguir los que faltan.

Amigos:
Foro Social Independiente
COVITE
Asociación de victimas del terrorismo
Ponle Freno