AEGC
Trabajamos por el socio y sus derechos
En portada

POR UN REPARTO JUSTO Y TRASPARENCIA EN LA ASIGNACIÓN DE PRODUCTIVIDAD

El lunes 27 de julio, en el marco de la comisión de seguimiento del acuerdo de equiparación, se celebró una reunión presidida por la Directora General de la Guardia Civil. Una vez expuesta la propuesta de la Dirección General, AEGC se ha visto obligada a votar NO a la ignominia que se nos presentaba, en la misma tesitura lo hicieron AUGC y UNIÓN GC asociaciones con las que hemos ido de la mano en unidad de acción en esta negociación.

No era por no aceptarse nuestra propuesta, era simplemente que la presentada por la Dirección General con el apoyo de ASESGC y UO, no tiene nada que ver con la razón de ser del acuerdo de equiparación. Lo único que pretendían es perpetuar las ventajas de unos pocos a costa de detraer parte de lo que le corresponde a una mayoría, mantener un reparto subjetivo y poco trasparente de la productividad y obstinarse en que el reparto se haga mediante modificación de catálogos y no mediante regla complementaria, lo que va a ocasionar que los Policías Nacionales van a cobrar el incremento en la nómina de septiembre y los Guardias Civiles en la de noviembre, escenario muy parecido a lo que ocurrió en 2007 y que propició que la Policía Nacional percibiera la subida y la Guardia Civil no.
El disparate llegaba al punto de que un general, que se supone ya está equiparado, va a tener una subida de 180,98 euros mientras que la subida de un Guardia Civil va a ser de 106,46, pero aun podemos decir que hemos tenido suerte, porque Unión de Oficiales y ASESGC, obnubilados en su firmamento de estrellas y bastones, pedían una subida para los Generales de 313 y 204 euros respectivamente. Es algo fácil de entender ya que ambas asociaciones viven y quieren una Guardia Civil estancada en el siglo XIX, época en la que el vasallo por muy mal que estuviera debía mirar los intereses de sus señores por encima de los suyos propios.También pudimos observar en la propuesta de la Dirección General que la diferencia retributiva entre empleos de una misma escala apenas existe, la diferencia es de 0, 5 o 6 euros, salvo cuando llegamos al empleo de Guardia Civil en la cual se establece una diferencia de 21 euros con respecto al empleo superior. Sin duda restar 16 euros a 62000 efectivos otorga la posibilidad de repartir bastante más a los otros 18000.

La propuesta de AEGC en unidad de acción consistía en dotar, indistintamente de su empleo, a los Guardias Civiles más desfavorecidos con respecto a sus homólogos en los Mossos (Núcleos de Reserva, Núcleos de Servicios, miembros de las escalas facultativas, especialistas fiscales, Seprona, Jefes con mando no retribuido, etc.) de una cantidad superior para que al final del reparto todos tuviéramos una diferencia similar, de la parte restante se proponía asignar una cantidad igual para todos los Guardias Civiles, indistintamente de su empleo, con un aumento del 0,7 % dependiendo del grupo en el que se hubieran encuadrado de los cuatro existentes en los Mossos y, como cuestión irrenunciable, que del 10 % del montante que se ha
destinado a productividad, una parte importante debía emplearse para crear una ERG de 120 euros para el personal que realiza sus funciones en el régimen general a fin de compensar que su trabajo se realice en horario de noches y festivos.
Hemos oído decir desde Unión de oficiales que “UN OBRERO NO PUEDE PRETENDER COBRAR MÁS QUE UN ARQUITECTO”, la pregunta es: ¿QUIEN HA PRETENDIDO ESO? Las retribuciones de la Guardia Civil vienen recogidas En el Real Decreto 950/2005, de 29 de julio, de retribuciones de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y en él, además de establecer diferenciación en las retribuciones básicas y complemento de destino, se estipula que el complemento específico se divide en general y singular: el primero se percibe en función del empleo y el segundo que, a la postre es lo que se está dilucidando en esta comisión, está destinado a compensar la responsabilidad, pero también la peligrosidad y la
penosidad por lo que no hay motivo para establecer una distinción entre empleos en este concepto, salvo el derivado del espíritu del acuerdo que no es otro que la equiparación
salarial.
Lo que tiene que entender el “ARQUITECTO-OFICIAL” es que las retribuciones se estipulan en base a salario bruto y que no puede pretender, movido por sus delirios de grandeza y aprovechando su situación de poder, detraer parte de lo que pertenece al “OBRERO-GUARDIA CIVIL” para subir sus retribuciones y compensar que sus impuestos sean mayores.Esto sólo se lo pueden permitir las grandes estrellas como MESSI o CRISTIANO RONALDO y tienen la decencia de que esta compensación la realice el empresario y no se haga a costa de restar parte de sus retribuciones a los suplentes o utilleros

Amigos:
Foro Social Independiente
COVITE
Asociación de victimas del terrorismo
Ponle Freno