AEGC
Trabajamos por el socio y sus derechos
En portada

Tercer escrito de queja a la Directora General de la Guardia Civil Covid-19

FRANCISCO FERNÁNDEZ LARIOS, en calidad de vicepresidente de la ASOCIACIÓN ESPAÑOLA DE GUARDIAS CIVILES (AEGC). Habiendo sido aprobado el texto del presente ESCRITO por el pleno del Comité Directivo de AEGC, y de conformidad con lo dispuesto en el artículo 38.1 de la Ley Orgánica 11/2007, de 22 de octubre y considerando que el diálogo ha de ser pieza fundamental entre los componentes de nuestro colectivo para la solución de los conflictos o problemática que pueda surgir para velar por los intereses profesionales, económicos y sociales de nuestros asociados contemplados en la normativa a la que se hace referencia, EXPONE:

Desde la declaración por parte de la OMS de la pandemia y la posterior publicación del R.D. 463/2020, por el que se declaraba el estado de alarma, los guardias civiles se han convertido en uno de los colectivos que actúan en primera línea. Esto exige que se pongan todos los medios materiales y de prevención para minimizar el riesgo de contagio entre los componentes de la Institución.


El alto grado de contagio entre el personal de la Guardia Civil está poniendo de manifiesto: en primer lugar, que la calificación que realizó el Ministerio de Sanidad en la que se estimaba que la Guardia Civil era un colectivo de poca probabilidad de contagio era errónea y, en segundo lugar, que las medidas de prevención y los protocolos de actuación para evitar contagios entre los componentes del Cuerpo no están dando los resultados esperados.


Pensamos que la Dirección General de la Guardia Civil debería establecer órdenes de servicio para complementar las normas que ya han sido trasladadas a las unidades periféricas. No basta con establecer normas genéricas, cuyas únicas directrices se limitan a la anulación de vacaciones y permisos o se autorice a sobrepasar el límite de la jornada laboral con el objetivo de ganar potencial de servicio. Se deben dar órdenes para garantizar que con ese potencial se garantice el servicio al ciudadano, el cumplimiento de lo establecido en el Real Decreto por el que se aprueba el estado de alarma y, al mismo tiempo, se evite en la medida de lo posible el contagio de los componentes del Cuerpo estableciendo nuevas cadencias de servicio, binomios o grupos de trabajo fijos, además de la asignación de vehículos para crear grupos estancos dentro de cada unidad. De esta manera se podría minimizar el número de componentes que se puedan ver infectados y, en consecuencia, los que tendrían que ponerse en cuarentena.


Por otro lado, creemos de vital importancia, anular la instrucción por la cual el uso del material de seguridad se limita a los casos en los que se aprecien síntomas de la enfermedad. Está demostrado que el índice de contagio del virus es superior a otros similares, porque se contagia antes de que muestre síntomas, incluso hay personas que la padecen sin llegar a tenerlos y no por ello dejan de propagarla. Todos somos testigos de ejemplos, como el de la Sr. Ministra de Igualdad, que a pesar de no presentar síntoma ninguno, debe seguir en cuarentena por seguir dando positivo en las pruebas que se le han efectuado.


Se tiene conocimiento que por parte de los servicios de sanidad, se está ordenando a los guardias civiles que han tenido contacto con personas que han dado positivo o con otras que no lo han dado, por el simple hecho de que no se les ha practicado la prueba, que se reincorporen a sus puestos de trabajo por no presentar síntomas, con el grave riesgo que conlleva para el resto de compañeros o incluso para los ciudadanos con los que pudieran tener contacto en el desempeño de sus funciones.


Como venimos reiterando, el simple hecho de no presentar síntomas no quiere decir que no se esté infectado, por esa nuestra preocupación y nuestro ruego, para que se den las instrucciones oportunas al Servicio de Sanidad o quien se estime pertinente, para que se realicen gestiones oportunas con los Servicios de Sanidad de las Comunidades Autónomas y las entidades ASISA y ADESLAS, con el fin de agilizar la realización de test a los componentes de la Institución que presente síntomas de estar infectado y al que hubiera podido estar en contacto con éstos, para no poner en cuarentena a componentes que realmente no lo necesitan y, de esta forma, se evite que los propios Guardias Civiles podamos ser otra vía de contagio entre nosotros y el resto de la ciudadanía.

Amigos:
Foro Social Independiente
COVITE
Asociación de victimas del terrorismo
Ponle Freno