Portal    Foro    Cursos de Formacion    Ofertas    Descargas    Registrarse    Conectarse

Lista de foros
  FOROS DE DISCUSIÓN
  FOROS DE INFORMACIÓN

AEGC SE PREGUNTA DONDE QUEDAN PARA EL GOBIERNO LOS DERECHOS Y LA SEGURIDAD DE LOS GUARDIAS CIVILES
AEGC SE PREGUNTA DONDE QUEDAN PARA EL GOBIERNO LOS DERECHOS Y LA SEGURIDAD DE LOS GUARDIAS CIVILES Enviado  Jueves, 26 Julio 2018, 12:34 Por administrador
AEGC
AEGC se pregunta donde quedan, para este Gobierno, los derechos y la seguridad de los Guardias Civiles
EL GOBIERNO RETIRA LAS CONCERTINAS Y LOS INMIGRANTES RESPONDEN ECHANDO CAL VIVA A LOS GUARDIAS CIVILES DE CEUTA

Como ya habíamos advertido desde la Asociación Española de Guardias Civiles, el anuncio de la retirada de las concertinas en los perímetros fronterizos de Ceuta y Melilla, sin tener en cuenta medidas de seguridad adicionales tanto para la frontera como para los agentes que la custodian, iba a traer problemas de seguridad. Lo ocurrido esta mañana en el perímetro de la ciudad Autónoma de Ceuta, desgraciadamente, nos ha dado la razón. La respuesta de los emigrantes subsaharianos a la medida anunciada por el ejecutivo ha sido rociar con cal viva y con excrementos y orín a los guardias civiles que trataban de impedir un nuevo salto a la valla. Como consecuencia de este ataque 22 compañeros han tenido que ser atendidos en el hospital por quemaduras químicas, ojos inflamados, contusiones y trastornos respiratorios; quedando, además, los servicios de urgencias del Hospital Universitario de Ceuta desbordados.

Desde AEGC le preguntamos al gobierno dónde quedan los derechos y la seguridad de los guardias civiles? La retirada de las concertinas puede ser una acción humanitaria, pero para llevarla a cabo en primer lugar hay que tener un plan B de seguridad para esta zona caliente de nuestro país como es la frontera de Ceuta y Melilla. Los guardias civiles estamos cansados de la improvisación con la que se actúa en estos asuntos de seguridad. Somos una de las principales puertas de entrada del tercer mundo a Europa y todos los responsables que han pasado por el Ministerio del Interior no han querido ver ni solucionar los problemas que esto está ocasionando en las dos Ciudades Autónomas. Problemas que, como hoy se ha demostrado, se van a ver agravados si con la retirada de las concertinas no llegan más guardias civiles y más material antidisturbios y de autoprotección.

La improvisación, a nuestro juicio, cuesta dinero a las arcas publicas: coste sanitario para atender a los agentes heridos y a los emigrantes, coste económico y humano para la Guardia Civil que verá mermada su plantilla porque habrá 22 guardias menos para prestar servicio que deberán suplir sus compañeros con sobreesfuerzos y coste para la Ciudad porque seguirá aumentando el número de inmigrantes a atender en el CETI de la ciudad.

Para AEGC ya es hora de dar soluciones en las que no sólo se tengan en cuenta los derechos de unos y se olviden de los derechos de la otra parte, los guardias civiles, que son los que de verdad se arriesgan en cada asalto a la valla fronteriza. Llevamos tiempo denunciando la violencia con la que se emplean en cada uno de estos asaltos y la coordinación con la que actúan. Ya no se mueven como hace años por impulso, ahora los ataques están estudiados y en cambio para hacerles frente no sólo no estamos los mismos, sino que la plantilla, se ha visto reducida y con estos mimbres en el Ministerio y en el Gobierno deben ser conscientes que sin concertinas nadie les podrá hacer frente y las consecuencias las pagaran los guardias y la Ciudad de Ceuta.

Ceuta, a 26 de Julio de 2018
SECRETARIO NACIONAL DE PRENSA AEGC
José Cobo García 696050303 , @AEGCprensa


 

Esta noticia ha sido vista 1366 veces y tiene 0 comentarios. Responder a esta noticia Imprimir este tema Enviar este tema

Síguenos en....


 

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios y mostrarle información relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.
Cerrar Ventana / Más Información