AEGC
Trabajamos por el socio y sus derechos
COMUNICADOS

Los herederos de ETA lo han vuelto a hacer hoy

INDIGNACIÓN, ASCO, DOLOR ES LO QUE SENTIMOS EN AEGC POR EL ESPECTÁCULO PROTAGONIZADO POR LOS HIJOS DE LOS ASESINOS DE ETA HOY EN EL PARLAMENTO VASCO, LA CASA DE TODOS LOS VASCOS.

Los herederos de ETA lo han vuelto a hacer hoy. Han utilizado la casa de todos los vascos para volver a dar muestras, una vez más, de su intolerancia y su odio hacia los que, durante más de 50 años, han defendido el derecho a la libertad de todos los españoles. Y lo han hecho poniendo en peligro sus vidas, la de sus familias que durante décadas han tenido que ocultarse en una tierra, Euskadi, que ya sentían suya.

El diputado Julen Arzuaga puede contar la historia como le venga en gana, puede pintarrajearla del color que quiera, porque es cierto que siempre habrá alguien que se la compre, pero también es verdad que frente a ellos estaremos en AEGC para contarles la verdad de los 506 guardias civiles y policías asesinados por ETA, de los hijos de guardias civiles asesinados por sus “gudaris”, del número infinito de compañeros heridos para los que solo nosotros, los guardias tenemos en el recuerdo.

En AEGC le decimos que hoy con sus declaraciones ha llenado de basura e indignidad el Parlamento Vasco. Usted, que con sus casi 70.000€ vive de los impuestos que pagamos todos, incluidos nosotros los guardias civiles, no sólo nos ha faltado al respeto a nosotros, le ha faltado al respeto a todos los vascos, porque de una “señoría” se espera educación, tolerancia y dignidad a la hora de representar a sus votantes. ¿Qué somos “los nazis que protestan porque hubo un juicio en Núremberg”?,¿qué para usted somos “los franquistas que luchan para que no haya un reconocimiento de sus vulneraciones de derechos humanos"?, ¿qué somos "lobby infecto, asqueroso" que busca "la total impunidad y encubrimiento para el terrorismo y las graves vulneraciones de derechos humanos que ellos mismos han perpetrado”?. ¿Nosotros los nazis? ¿nosotros un lobby infecto? Los que tienen 900 muertos manchando sus manos de sangre son ustedes. Sangre de niños y niñas cuyo único pecado fue ser hijos de guardias civiles. Sangre hombres y mujeres cuyo delito fue estar en una hora nefasta donde ustedes decidieron poner una bomba.

El nazismo lo impusieron ustedes durante 50 años en esa tierra de Euskadi con el tiro en la nuca. Condenando a muerte a 829 personas. ¿señor diputado del parlamento vasco, recuerda usted quien era Begoña Urroz?. Tenía 22 meses cuando sus secuaces la condenaron a muerte en la estación de Ferrocarril de Amara (Guipuzcoa). Nazismo es asesinar al que no piensa como usted y además tiene el valor de ponerlo en papel como José Luis López de la Calle o Francisco Tomás y Valiente. Nazismo es juzgar y condenar a un joven político como Miguel Angél Blanco. Nazismo es poner un coche bomba en las Casas Cuartel de Vic, de Zaragoza y cercenar la vida de Silvia, de Rocío, de Esther, de Pedro, de Miriam, de María Cristina, de María Dolores, de Ana Cristina, de Vanesa, de Francisco… Pero no están todos. Su SS mató a 26 niños y dejo a muchos más huérfanos. Lo suyo si es NAZISMO y la historia que pretenden escribir jamás va a ocultar la verdad de lo que han sido y siguen siendo ustedes: UNOS ASESINOS Y UNOS DEFENSORES DE ASESINOS.


Madrid a 4 de Abril de 2019

SECRETARIO NACIONAL DE PRENSA AEGC 

Boletín electrónico

Darse alta y baja en el boletín electrónico

Darme de baja

Amigos:
Foro Social Independiente
COVITE
Asociación de victimas del terrorismo
Ponle Freno