AEGC
Trabajamos por el socio y sus derechos
COMUNICADOS

AEGC ESPERA QUE LA DETENCIÓN DEL ASESINO JOSU TERNERA SEA EL PRIMER PASO PARA ESCLARECER LOS MÁS DE 300 ATENTADOS QUE AÚN ESTÁN SIN RESPUESTA JUDICIAL.

La detención de Josu Ternera, quien durante medio siglo ha sido una de las mentes asesinas de ETA, es para AEGC una buena noticia y el mensaje de las FCSE de que jamás van a dejar de perseguir a todos aquellos que durante cincuenta años causaron dolor y muerte a nuestra sociedad.

La operación que ha llevado a su detención ha sido bautizada con un nombre que nos recuerda muy bien a todos los guardias civiles de lo que era capaz este individuo: OPERACIÓN INFANCIA ROBADA, una clara alusión a los seis niños y niñas que asesino en la Casa Cuartel de Zaragoza en 1987. Atentado por el que se le estaba buscando y por el que AEGC espera que permanezca muchos años en la cárcel. Porque no sólo tiene que responder por el atentado de Zaragoza, su mente asesina está detrás de los más crueles atentados de ETA por lo que esperamos que sea juzgado por delitos de lesa humanidad.

Además desde nuestra asociación queremos felicitar a los compañeros que han participado en su detención y también al Servicio de Inteligencia francés quienes también han intervenido en el operativo. En AEGC esperamos que este sea sólo el primer paso que se da para llevar ante la justicia a todos los asesinos que aún siguen sin responder ante la justicia por sus delitos. En este país hay más de 300 familias, madres, padres, hijos, esposos, esposas... que esperan ver ante un juez al asesino o asesinos de sus seres queridos. Más de 300 atentados que aún no han sido esclarecidos y que las FCSE están firmemente decididas a aclarar para que los asesinos paguen su delito. Y en AEGC estamos seguros que Josu Ternera tiene los datos necesarios para esclarecer muchos de ellos porque él fue uno de sus ideólogos.

Boletín electrónico

Darse alta y baja en el boletín electrónico

Darme de baja

Amigos:
Foro Social Independiente
COVITE
Asociación de victimas del terrorismo
Ponle Freno